Editorial

Algunas novedades

La aparición del presente número, correspondiente al segundo semestre de 2004, contiene algunas novedades en la vida de la Revista.

En primer lugar, hemos pretendido, y una muestra de ello se encuentra en el presente número, propiciar que la Revista acoja trabajos en idiomas distintos al español. Respondemos en este sentido a algunas sugerencias de miembros de la Asociación que vislumbran dos posibilidades interesantes: la apertura de nuestro diálogo a integrantes de la comunidad académica internacional que no tienen el español como lengua de transmisión de sus conocimientos; y la oportunidad para que los académicos españoles e iberoamericanos puedan alcanzar con sus escritos a los no hispanohablantes. No ha sido ésta una decisión unilateral del Consejo de Redacción que, por otra parte, la ha apoyado de forma unánime. Al considerar su trascendencia, la propuesta fue elevada a la Junta de la Asociación de Profesores y, allí donde procede, consiguió su aprobación. El concreto sentido de la propuesta fue el que sigue: “que pertenezca al ámbito de la discrecionalidad del Director de la Revista Electrónica de Estudios Internacionales –y que por lo tanto sea expresamente aceptado por la Asociación- la posibilidad de incluir trabajos en lengua distinta a la oficiosamente oficial, siempre que ello venga avalado por la calidad de la contribución y sin que se perjudique el recurso mayoritario a la lengua oficiosamente oficial”. De donde se infiere que no pretendemos sino una apertura moderada con la finalidad de ampliar el conocimiento de la doctrina española.

En segundo lugar, hemos realizado un primer cambio en su formato, moderado, pero que, una vez consolidado el Consejo de Redacción de esta segunda etapa, puede dar paso a una reflexión más amplia sobre sus contenidos. A la participación en esa reflexión seguimos llamando a todos los miembros de la Asociación de Profesores y, en general, a nuestros lectores. Tenemos, para acoger sus ideas, un medio: la correspondencia con la revista. Mientras, el primer cambio se traduce en una nueva sección, titulada Reforma del sistema de Derecho Internacional privado, a sugerencia del prof. Julio D. González Campos, que pretende constituirse en un medio de seguimiento, difusión y debate de la mencionada reforma. Animamos a participar en esta iniciativa.

Ha sido empeño de este Consejo de Redacción, al igual que sucediera con el anterior, convertir la Revista en un medio de expresión doctrinal, como mínimo, de la Asociación de Profesores de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales. Y, en realidad, esto es de justicia, puesto que se trata de una de las tres revistas oficiales de la misma. Convengamos en que este empeño se encuentra dificultado por alguna traba insospechada, por resabios de épocas pre-virtuales y por políticas no siempre comprensibles. Cierto es que el prestigio de cada Revista se va consolidando a medida que su proyecto crece, allega trabajos que repercutan en la vida académica, se constituye en lugar de encuentro científico. Pero esta condición de calidad, que no podemos juzgar los miembros del Consejo de Redacción por motivos obvios, tiene una vida independiente del soporte en que se vuelcan los trabajos, las ideas, las informaciones. En este sentido, estamos en un período en el que cuesta todavía admitir que lo que se escriba no vamos a poder asirlo, colocarlo en un anaquel de la biblioteca, palpar sus anfractuosidades, olerlo, y como bibliófilo, el trauma resulta comprensible. Pero de ahí a presumir que la calidad del esfuerzo sea de menor intensidad que otra revista de papel va un trecho que no debe transitarse. Llamamos, por eso, a los miembros de la Asociación a tener la revista como propia y, algo más, a ejercitar nuestra responsabilidad en el desarrollo de su proyecto porque es nuestra carta de presentación, mucho más extendida y visitada de lo que se piensa. Por nuestra parte, para hacerla más atractiva a efectos de publicación, pretendemos desplegar una política tenderte a someterla a los procesos de evaluación de calidad para que así quede registrada, por ejemplo, en índices como Latindex o en los listados de las diversas Unidades de Calidad de las Comunidades Autónomas.

Pero a la calidad se llama con la calidad, y en ese largo camino pretendemos implicar a los miembros de la Asociación y a todo aquél que, sin serlo, quiera entrar en el debate intelectual. El presente número es un paso más.

AEPDIRI

La REEI es una publicación de la Asociación Española de Profesores de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales

Quieres recibir un aviso en tu correo electrónico cuando se publique el próximo número de la REEI?

Suscríbete!

La publicación de trabajos en la REEI está abierta a cualquier especialista en los temas relativos a Derecho Internacional Público, Derecho Internacional Privado y Relaciones Internacionales.

Publicar en la REEI

Revista indexada en

Web of Science ESCI (Emerging Sources Citation Index), ERIHPlus (European Reference Index for the Humanities and the Social Sciences), MIAR (Matriz de Información para el Análisis de Revistas), DOAJ (Directory of Open Access Journals), PAIS INTERNATIONAL, LATINDEX CATÁLOGO v. 1.0 y v. 2.0, ULRICH'S, DULCINEA, CARHUS Plus+ 2018, DIALNET, VLEX, CIRC (Clasificación integrada de revistas jurídicas), ÍnDICEs-CSIC. En 2021 la Revista Electrónica de Estudios Internacionales ha sido aceptada para su inclusión en SCOPUS.

Compartir

¿Quieres compartir o recomendar este documento con tus contactos? Puedes hacerlo mediante las siguientes opciones para compartir:

Otras Revistas AEPDIRI

 

La REEI es una publicación de la Asociación Española de Profesores de Derecho internacional y Relaciones internacionales

ISSN 1697-5197
Correo: reei@reei.org

Web desarrollada x Space Bits